1. Mermet Sunscreen
  2. /
  3. ASESORAMIENTO TÉCNICO
  4. /
  5. Ahorro de energía y medioambiente

Ahorro de energía y medioambiente

El impacto de la calefacción y el aire acondicionado de los edificios sobre el medioambiente y el clima es considerable: representa el 40 % de las emisiones de dióxido de carbono o gases de efecto invernadero. Mejorar la eficiencia térmica de los edificios es un desafío crucial para alcanzar los objetivos del Protocolo de Kioto y cumplir con la normativa vigente en Francia (RT 2012) y en el resto del mundo. Mediante el control de la incidencia del sol en los edificios, los tejidos Mermet® ofrecen un doble efecto:

  • por una parte, sobre su consumo energético, al reducir el uso de calefacción y aire acondicionado, así como de iluminación artificial;
  • por otra parte, sobre el confort y el bienestar de los ocupantes, con la gestión de la luz, el control de la temperatura en verano/invierno, la estética, etc.

Además, cumplen con los requisitos de las fachadas bioclimáticas de los edificios de bajo consumo energético y contribuyen a la obtención de créditos en los programas de edificios ecoeficientes o ecodiseñados (BREEAM, LEED).


Lo mejor de la luz natural

Gracias a una amplia selección de colores y coeficientes de abertura, los tejidos Mermet permiten optimizar el aporte de luz natural y, de este modo, reducir el consumo de iluminación artificial. De hecho, la iluminación artificial es responsable de la porción más importante de consumo energético de los edificios terciarios.

Así, en función de la orientación de las fachadas del edificio y el uso del espacio, será necesario filtrar en mayor o menor medida la luz para evitar la aparición de fenómenos de deslumbramiento. Cuanto más denso y oscuro sea el tejido, o si incorpora una cara metalizada, mejor será el control del deslumbramiento. Por el contrario, para favorecer el aporte de luz natural, es preciso seleccionar un tejido de color claro con un coeficiente de abertura alto.

El uso de luz natural permite mejorar el rendimiento energético de los edificios, contribuye al bienestar de los ocupantes y mejora la productividad.

Gestión del calor: confort en verano e invierno

Los tejidos de protección solar desempeñan un papel importante en las fachadas bioclimáticas, puesto que influyen directamente sobre el consumo de energía vinculado al uso de calefacción y aire acondicionado en los edificios.

Confort en verano

Los tejidos para dispositivos de protección solar exteriores ofrecen una protección térmica mejor porque la radiación solar, parcialmente absorbida por el tejido antes del acristalamiento, se repele hacia el exterior. Asimismo, los colores oscuros protegen mejor contra el calor que los colores claros porque absorben una cantidad de energía solar mayor (Ts menor). En función del color, los tejidos Mermet pueden cumplir con los requisitos de clase 4 de la norma EN 14501.
Por el contrario, los colores claros son más eficaces en interiores porque absorben menos calor (As menor) y son más reflectantes (Rs) que los colores oscuros. Además, los tejidos de baja emisividad reducen la sensación de calor que se desprende de los acristalamientos.
En verano, los tejidos de protección solar favorecen el ahorro energético al reducir el uso de aire acondicionado.

Confort en invierno

Los tejidos de protección solar actúan como un aislamiento del acristalamiento y permiten reducir las pérdidas de calor por la noche, además de evitar el efecto frío del acristalamiento durante el día. El uso de dispositivos de protección solar interiores para controlar la luminosidad permite optimizar el consumo de energía al mantener parcialmente los aportes solares gratuitos.
En invierno, los tejidos de protección solar favorecen el ahorro energético relacionado con la calefacción.

Una selección de materiales de alta calidad

Una vida útil exceptional

Los tejidos Mermet, fabricados a partir de fibra de vidrio revestida (Sunscreen®), ignífuga (Screen Nature) o aprestada una vez tejida (Blackout), ofrecen los mejores argumentos para superar todas las expectativas:

  • Excelente resistencia mecánica (rotura y desgarro) y volúmenes.
  • Excelente estabilidad dimensional gracias a su material de base: el vidrio.
  • Ausencia de deformación por calor.
  • Ausencia de contracción y conservación de las dimensiones de confección en las tolerancias exigidas (alargamiento a la rotura, planicidad).
  • Solidez de los colores a la luz: cuando se exponen a la luz y, por tanto, a los rayos UV, los colores de los tejidos Mermet se mantienen estables en el tiempo.

Composición: vidrio, un material natural y abundante

El vidrio es un material ligero y químicamente inerte que ofrece una resistencia y una estabilidad capaces de permitir la obtención de tejidos muy fiables y duraderos con una excelente estabilidad dimensional

Desarrollo sostenible & BREEAM®

BREEAM® (Building Research Establishment - Environmental Assessment Method) es el método más usado para evaluar la eficiencia medioambiental de los edificios. Este estándar define las mejores prácticas en el ámbito del diseño sostenible atendiendo a diez criterios: Gestión - Salud y bienestar - Energía - Transporte - Agua - Materiales - Residuos - Medioambiente y ecología - Contaminación - Innovación.

En función del número de créditos obtenido por criterio, el edificio puede aspirar a un nivel de certificación específico: correcto, bueno, muy bueno, excelente o excepcional.

Los tejidos de protección solar contribuyen a obtener créditos en los diferentes criterios:

  • Reducción del consumo energético de los edificios (MAN 05)
  • Confort visual (HEA 01)
  • Calidad del aire interior (HEA 02)
  • Confort térmico (HEA 03)
  • Rendimiento acústico (HEA 05)
  • Reducción de las emisiones de CO2 (ENE 1)
  • Innovación (IN1).

Desarrollo sostenible y LEED®

Leadership in Energy and Environmental Design (LEED®) es un sistema de certificación norteamericano de «edificios de alta calidad medioambiental». La obtención de esta certificación asegura que el contratista y los diseñadores han realizado todos los esfuerzos necesarios para disminuir la huella ambiental del edificio durante la etapa de diseño y también después.

Un edificio puede alcanzar cuatro niveles: certificado (≥40 pts.), plata (≥50 pts.), oro (≥60 pts.) y platino (≥80 pts.).

Se aplica a los edificios comerciales, industriales e institucionales, así como a los edificios residenciales comunitarios.
Los criterios de certificación ideados por USGBC giran en torno al cumplimiento de las «3 R»:

  • reducción de los residuos y los recursos empleados;
  • reutilización de los materiales;
  • reciclado de los materiales.


Los tejidos de protección solar contribuyen a la obtención de créditos en los diferentes criterios:

  • Planificación ecológica de emplazamientos
  • Energía y atmósfera
  • Materiales y recursos
  • Calidad del ambiente interior (emisiones reducidas, ventilación natural, confort térmico, iluminación natural, confort acústico)
  • Innovación
Suscripción a la Newsletter
{{ products }} {{ colors }} {{ documents }}