1. Mermet Sunscreen
  2. /
  3. ASESORAMIENTO TÉCNICO
  4. /
  5. ENTENDER LA PROTECCIÓN SOLAR

ENTENDER LA PROTECCIÓN SOLAR

En la actualidad, la protección solar es un elemento clave del diseño de edificios inteligentes, puesto que permite reducir el consumo de energía, proteger a los ocupantes y asegurar su confort. Nuestra actividad principal consiste en diseñar, fabricar y promocionar tejidos técnicos eficientes que aporten un auténtico valor añadido funcional y estético a cualquier proyecto arquitectónico.


¿Qué es la norma EN 14501?

Los valores térmicos y ópticos, según se definen en la norma europea EN 14501 «Celosías y persianas. Confort térmico y luminoso. Características de prestación y clasificación», permiten medir las prestaciones de protección solar de los tejidos. Esta norma se basa en diversos criterios y define distintas clases de confort para:

  • el confort térmico: factor solar
  • el confort visual: control de la opacidad; privacidad nocturna; contacto visual con el exterior; control del deslumbramiento; utilización de luz diurna, reproducción de colores.

 
Las clases de prestaciones se evalúan según cinco nivele: 0 muy poco efecto - 1 poco efecto - 2 efecto moderado - 3 buen resultados - 4 muy buen resultados.

La norma EN 14501 define el factor solar total gtot (tejido + acristalamiento) como la propiedad más importante para el confort térmico y el valor Tv para el confort visual.

Para calcular el factor solar total, se emplean dos normas de cálculo:

  • EN 13363-1 «Método simplificado»: permite calcular los valores aproximados de transmitancia total de energía solar (gtot) de un dispositivo de protección solar combinado con el acristalamiento. Para este cálculo, los valores empleados son los datos integrados (parámetros solares, ópticos y térmicos) del acristalamiento y del dispositivo de protección solar.
    El método de cálculo es sencillo y puede realizarse fácilmente con una hoja de cálculo. Por lo general, los resultados son más elevados (hasta 0,1) que los valores más precisos que se obtienen siguiendo el método de la norma EN 13363-2.
  •  EN 13363-2«Método detallado»: permite calcular valores más precisos de transmitancia total de energía solar (gtot) de un dispositivo de protección solar combinado con el acristalamiento. Este cálculo se basa en los valores espectrales de transmitancia y reflexión del dispositivo de protección solar combinado con el acristalamiento y exige el uso de un software especializado para la resolución de sistemas de ecuaciones no lineales. Los resultados de este cálculo según la norma EN 13363-2 pueden emplearse como datos para el cálculo de la carga de refrigeración.

 

 Schema Protection Solaire ES

Los tejidos siempre absorben, reflejan o transmiten parcialmente la radiación solar. La suma de estos tres factores es igual a 100.

Ts + Rs + As = 100 %  de la energía solar que alcanza una pared.

Gestión del calor - Confort térmico

Diferentes estudios afirman que las oficinas expuestas a una temperatura de 25 a 30 °C sufren una pérdida de productividad del 2 %, cifra que puede alcanzar el 10 % por encima de 30°C.

El factor solar determina el porcentaje de energía solar que logra penetrar en la estancia a través del dispositivo de protección solar y el acristalamiento.

Este concepto se denomina gtot de acuerdo con la norma EN 14501 (transmitancia de energía solar) y se expresa mediante un índice de 0 a 1.

Cuanto más se aproxime el tejido a un índice 0, mayor será su eficacia en términos de protección contra el calor.

tissu-exterieur

Los dispositivos de protección solar exteriores ofrecen una protección térmica mejor que los dispositivos de protección solar interiores porque la radiación solar, parcialmente absorbida (As) por el tejido antes del acristalamiento, se repele hacia el exterior.

Asimismo, los colores oscuros protegen mejor contra el calor que los colores claros porque absorben una cantidad de energía solar mayor (Ts menor). En función del color, los tejidos Mermet® pueden cumplir con los requisitos de clase 4 de la norma EN 14501.

 

tissu-interieurPor el contrario, los colores claros son más eficaces en interiores porque absorben menos calor (As menor) y son más reflectantes (Rs) que los colores oscuros.

 

 

 

Atención a la emisividad

La emisividad de un material también es un factor importante en la gestión del calor, puesto que hace referencia a su capacidad para volver a emitir la energía que recibe por un efecto de conducción (calor/frío).
Un tejido de emisividad baja disminuirá el efecto de la radiación hacia el interior de una estancia y, de este modo, reducirá la sensación de frío del acristalamiento en invierno y de calor en verano.
Además, actuará a modo de espejo y conservará en el interior la energía que se emite por efecto de la reflexión. Las pérdidas hacia el exterior se reducen, tanto con el aire acondicionado en verano como con la calefacción en invierno, y el consumo de energía se optimiza.

Indices térmicos

 
3schemasTSTransmitancia solar

Proporción de radiación solar que atraviesa el tejido solo. Un porcentaje bajo indica una buena reducción de la energía solar por parte del tejido.

 

3schemasRSReflexión solar

Proporción de radiación solar que refleja el tejido. Un porcentaje alto indica una buena reflexión de la energía solar por parte del tejido.

 

3schemasASAbsorción solar

Proporción de radiación solar que absorbe el tejido solo. Un porcentaje bajo indica una absorción reducida de la energía solar por parte del tejido.

 


Factor solar total (gtot)

Energía solar que logra penetrar realmente en la estancia a través del dispositivo de protección solar y el acristalamiento. Un valor bajo indica una buena eficiencia térmica.
El factor solar total gtot se determina para cuatro acristalamientos normalizados: el considerado como de referencia es el acristalamiento C (factor de transmitancia térmica del acristalamiento solo de U=1,2 W/m²K y factor solar del acristalamiento solo de gv=0,59).

Gestión de la luz: confort visual

Los colores oscuros aseguran una transparencia y un control del deslumbramiento mejores.
Por el contrario, los colores claros dispersan más la luz natural.

Indices ópticos

 

3schemasOFCoeficiente de  abertura (Ca) u Openness Factor (OF) = Tvnn

Superficie relativa de aberturas de un tejido (orificios). Se considera independiente del color. En el caso de los tejidos con el mismo ligamento, se recomienda medir su valor con el color más oscuro de la gama.

 

3schemasTVTransmitancia visible (Tv) u transmitancia luminosa (TL) = Tvnh

Porcentaje total de radiación luminosa con una longitud de onda comprendida entre 380 y 780 nm (nanómetros), conocida como «espectro visible», que atraviesa el tejido (iluminación total).

 
Reflexión luminosa visible (Rv) = Rvnh

Porcentaje de la radiación luminosa que refleja el tejido.

 

3schemasTDIFTransmitancia luminosa difusa = Tdif

Correlación entre los dos parámetros anteriores: Tdif = Tv – Ca.

La noción de deslumbramiento y reconocimiento de formas (calidad de contacto visual con el exterior / privacidad nocturna) de define a través del valor Tvndif. Un valor bajo indica un confort visual optimizado.

Por otra parte, el aporte de luz natural se define a través del valor Tvdifh. Este factor evalúa la capacidad de difusión de un tejido. Un valor alto indica un aporte de luz natural máximo. Tv = Tvnh = Tvnn + Tvndif

Control del deslumbramiento

Aunque variable, la luz natural constituye un factor de bienestar importante. Por tanto, conviene gestionarla correctamente para evitar deslumbramientos, una fuente de fatiga ocular intensa sobre todo en las pantallas de ordenador.

Al igual que sucede con el calor, el confort visual asegura el rendimiento de los empleados en el desempeño de sus funciones y es un aspecto que se aborda en las normativas que regulan sus condiciones laborales.

Los factores que permiten medir el control del deslumbramiento son los índices ópticos Tv o TL (Transmitancia visual) y Ca o OF (Coeficiente de abertura).

Todos los ligamentos textiles son eficaces en términos de control del deslumbramiento, pero deben elegirse en función de la localización geográfica en el mundo y la distribución de los edificios.

Un tejido de protección solar permite controlar el grado de luminancia de los ventanales (luz natural que se dispersa en la estancia) y reducir los molestos contrastes claroscuros en el campo de visión. Dependiendo de su color, un tejido de protección solar puede convertirse en una fuente de luz si el sol incide directamente sobre él.

Ejemplo de grado de luminancia de las superficies de acuerdo con la norma NF X 35-103 :

  • Aceptable en el campo de visión = de 16 a 150 Cd/m².
  • En la periferia del campo de visión= de 5 a 500 Cd/m².

Como referencia, una hoja de papel = 100 Cd/m² y una pantalla de ordenador = 50 Cd/m².

Un tejido oscuro ofrece un control del deslumbramiento mejor porque dispersa menos la luz.

Los tejidos colección Mermet® ofrecen excelentes propiedades de control del deslumbramiento gracias a sus distintos ligamentos y coeficientes de abertura (Ca, OF). Así, consiguen filtrar hasta un 99% de los rayos luminosos.

Aporte de luz natural

La luz natural regula cierto número de funciones endocrinas, además del sueño y el equilibrio hídrico del cuerpo. También mejora las condiciones de trabajo de los empleados. Sin embargo, en función de la actividad, será preciso disponer de una mayor o menor cantidad de luz natural, así como evitar su penetración oscureciendo u ocultando por completo una estancia.

El tejido de protección solar actúa sobre el aporte de luz, el oscurecimiento o la ocultación.
El nivel de penetración de luz varía en función del coeficiente de abertura (Ca, OF). Cuanto más alto sea este valor, más luz entrará. Por su parte, el valor Tv depende del color y determina el efecto de la claridad o el brillo. Así, cuanto más claro sea el color, mayor cantidad de luz bañará la estancia.

Por tanto, los dispositivos de protección solar equipados con tejidos Mermet® deben regular los aportes de luz, en este caso, los niveles de luminancia e iluminancia.

Los tejidos de la colección Mermet® dejan pasar lo mejor de la luz natural y, de este modo, contribuyen a reducir el consumo de luz artificial y a ahorrar energía.
Además, ofrecen diversos ligamentos y coeficientes de abertura (hasta un 25 %) para favorecer en mayor o menor medida el nivel de luz que penetra en la estancia.
Para responder a las necesidades de una ocultación total, es preciso optar por los tejidos Blackout 100%.

Por otra parte, los tejidos de la colección Mermet® protegen los interiores del efecto decolorante de los rayos ultravioleta (UV), que consiguen bloquear en un 90-100 %, dependiendo del tejido. Los rayos UV aceleran el envejecimiento natural.

Contacto visual con el exterior: transparencia / privacidad nocturna

El contacto visual con el exterior, imprescindible para conservar la noción del tiempo y el espacio, es fundamental para el equilibrio físico.
Además de reducir el estrés, contribuye a mejorar la productividad.

Siempre en función del espacio y la orientación del ventanal, las prestaciones de transparencia de un tejido de protección solar vendrán determinadas por su coeficiente de abertura (Ca, OF), su color, su ligamento y su proceso de fabricación.
De hecho, gracias al revestimiento regular de las fibras de vidrio y a la finura de estos hilos, así como a la regularidad del tejido, la gama Sunscreen® ofrece un contacto visual increíblemente nítido con el exterior.

La apuesta por colores oscuros favorece la transparencia.
De hecho, para asegurar una transparencia máxima, la gama Sunscreen® presenta tejidos abiertos (Ca/OF > 5 %) y grandes anchuras que permiten reducir las uniones intermedias (hasta 320 cm).

Por el contrario, para proteger la actividad y la privacidad de las personas de miradas indiscretas procedentes del exterior cuando el espacio está iluminado de noche, es preferible optar por un tejido de ocultación total de la familia Blackout 100%.

Suscripción a la Newsletter
{{ products }} {{ colors }} {{ documents }}